Mirando a casa

Ya estamos acostumbrados a ver impresionantes imágenes de otros planetas del Sistema Solar perdidos en la negrura del espacio interplanetario. Gigantes gaseosos con sus cortejos de lunas, planetas rocosos, cometas con espectaculares colas, asteroides con aspecto de cacahuete, etc. Todos mundos relativamente lejanos para el patrón de escalas terrestres. Sin embargo, de la Tierra solo tenemos vistas de su superficie y de vuelos orbitales cercanos.

Pertenecemos a un sistema que posee una enorme luna rocosa que nos acompaña en nuestro viaje anual alrededor del Sol, un sistema que solo en alguna ocasión, y de manera muy pobre, hemos podido contemplar en su conjunto. Y es que poder vernos como vemos a otros mundos no es habitual, al menos hasta principios de este año en que la sonda Deep Impact volvió sus ojos electrónicos hacia casa, para mostrarnos la Tierra y la Luna en plena danza orbital.

Secuencia de imágenes del sistema Tierra-Luna captadas por la sonda robótica Deep Impact el 29 de mayo de 2008 de las 6:05 a las 10:05 horas TU

Cuando la Deep Impact grabó esta serie se encontraba a 50 millones de kilómetros de distancia tras un viaje de más de tres años, en el que después de cumplir su principal cometido que consistió en lanzar un impactador contra el núcleo del cometa Tempel 1, se interno en el espacio interplanetario.

Momento del encuentro del impactador de la sonda Deep Impact con el núcleo del cometa Tempel I

Ya que contenía suficiente combustible, los responsables de la misión decidieron extender trabajos de la sonda robótica en una nueva misión denomina EPOXI con dos misiones de diferente naturaleza científica. La denominada DIXI (Deep Impact Extended Investigation) consistente en un sobrevuelo del cometa Hartley 2. Y la misión EPOCh (Extrasolar Planet Observation and Characterization), que utilizará los instrumentos de alta resolución de la sonda para observar el tránsito de tres planetas gigantes por sus respectivas estrellas, con objeto de aplicar los resultados a posteriores estudios de identificación y caracterización de planetas extrasolares.

Pero como una especie de regalo entre ambiciosos objetivos, la sonda nos envía la secuencia de bits de estas hermosas imágenes, que como Carl Sagan dijo en su día ante la distante imagen de la Tierra vista como un punto azul pálido, nos proyectan hacia la reflexión de nuestro papel como especie localizada en un único y precioso mundo inmerso en un Universo repleto de posibilidades.

2 comentarios en “Mirando a casa

  1. Hola Aporcel, perdona que te pregunte aquí. Es que no encuentro tu email. Me gusta mucho tu blog, estoy pensando pasarme a WordPress, pero me surge una duda importante. Podrías ponerte en contacto conmigo a través del mi correo-e. Gracias.

  2. Me gustan mucho los temas relacionados con el universo, y tu blog está muy bien, así que te he votado en el concurso de 20 minutos. Yo me presento en la categoría de mejor blog de medio de comunicación, pero no tengo esperanzas de ganar, pues hay gente con muchos más votos que yo. De todas formas, me parece una buena experiencia la de ir descubriendo blogs interesantes, ¿verdad?. Suerte!😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s