Fobos-Grunt: Baikonur tenemos un problema

Cohete Zenith que lanzó al espacio la sonda Phobos-Grunt

“La Agencia Federal Espacial rusa, Roscosmos, ha comenzado la cuenta atrás para la colisión con la Tierra de la sonda interplanetaria rusa Fobos-Grunt que debía recoger muestras de suelo marciano y traerlas a nuestro planeta en 2014. La caída de los fragmentos del aparato se espera entre este martes y el 21 de enero …”  RT.com

“La sonda interplanetaria rusa Fobos-Grunt, que debido a un fallo en el cohete propulsor no pudo seguir su curso hacia Marte tras su lanzamiento a comienzos de noviembre, cayó esta tarde sobre la Tierra y se desintegró en su mayor parte al entrar en contacto con la atmósfera. Un número indeterminado de fragmentos se desparramaron sobre el océano Pacífico frente a las costas de Chile. La información fue facilitada por el coronel Alexéi Zolotujin, portavoz de las Fuerzas de Defensa Espacial de Rusia …”  ABC.es

Con estas lacónicas palabras termina una crónica más de la exploración interplanetaria, una historia acabada antes de comenzar, ya que la sonda jamás pudo abandonar la orbita terrestre en su camino hacia Marte.

Fobos-Grunt (en ruso: Фобос-Грунт), fue diseñada por Rusia con un ambicioso programa de exploración y retorno de muestras a la tierra del satélite marciano Fobos.

Compuesta por dos módulos principales que aterrizarían en el satélite marciano, del cual uno de ellos, el más pequeño, volvería a la Tierra con unos 150 gramos de suelo del satélite marciano, permanenciendo el otro durante un año sobre Fobos, al tiempo que estudiaría el medio ambiente y atmosfera marciana. Los objetivos principales de esta misión eran:

  • Recolectar muestras de suelo (regolito) de Fobos y regresar con ellas a la Tierra.
  • Estudio in situ de las propiedades físicas y químicas de la superficie de Fobos.
  • Estudio de la estructura interna de Fobos.
  • Análisis de los movimientos de Fobos.
  • Monitoreo de la atmósfera de Marte, incluyendo la dinámica de las tormentas de polvo y los cambios estacionales.
  • Estudiar el entorno marciano, como el nivel de radiación, plasma y polvo planetario.

En esta misión también colaboraban Finlandia y China, con dos estaciones meteorológicas y un orbitador, respectivamente, además de algunos instrumentos y experimentos menos relevantes de otros países.

Cápsula de reentrada de 7 kg para las muestras de Fobos (Roscosmos)

El equipo científico a bordo consistía en 20 instrumentos para cubrir los cometidos de la misión. Entre estos estaban diversas cámaras de ayuda al aterrizaje y registro de la superficie de Fobos a distintas resoluciones, equipos para el análisis de la composición de Fobos, sistema de recogida de muestras, equipos de navegación apoyados en el análisis de la mecánica celeste, instrumentos para el conteo del nivel de polvo entre Fobos y Marte y el  monitoreo de micrometeorítos, y un experimento de la Sociedad Planetaria, denominado LIFE, que consistía en el envío y regreso de pequeñas muestras de microorganismos terrestres, para determinar si la vida puede viajar de un planeta a otro usando como soporte los meteoritos.

Como se puede comprobar, los objetivos de esta misión eran bastante completos, aunque todo ha quedado en un conjunto de restos de una sonsa espacial esparcida en el océano Pacífico, y la realidad es que esta no ha sido la única ocasión en que una sonda marciana rusa (o soviética) ha corrido con esta suerte.

Imagen de la Fobos-Grunt en orbita a la Tierra obtenida por Ralf Vandebergh. Crédito: Ralf Vandebergh

Desde que en 1960, la entonces Unión Sovietica, lanzo la fallida Marsnik 1960A, hasta la Fobos-Grunt, los ingenios espaciales de este país con destino a Marte, han cosechado pocos éxitos y si muchas decepciones. En esta sentido destacar el fracaso de la misión Phobos 1 y el poco retorno de datos de la Phobos 2 entre 1988 y 1989, el fracaso en 1996 de la misión Mars 96, y este último intento ruso de la Fobos-Grunt. Cabe preguntarse como una primera potencia espacial, con un contrastado prestigio a lo largo de los años en vectores de lanzamiento y que fue el primer país de la Tierra en poner en orbita un ingenio espacial, acumula tantos fracasos en sus misiones con destino al planeta rojo y sus lunas. Esta situación está llegando a ser tenida muy en cuenta por la élite política. Según declaraciones televisivas del propio presidente ruso, Dimitri Medvédev…

Los fallos son un duro golpe para nuestra competitividad… Necesitamos llevar a cabo una revisión detallada y castigar a los culpables. No sugiero que les pongamos contra el muro como en tiempos de Josef Visarionovich [Stalin] pero sí castigarlos seriamente con una multa económica o, si la falta es obvia, tomar medidas disciplinarias o incluso penales“.

Marte es una asignatura pendiente para la Madre Rusia, en la que no solo se juega su prestgio dentro del selecto grupo de países con acceso al espacio, sino todo un futuro de exploración planetaria, que tiene como objetivo muy prioritario, esa suerte de colonización marciana que ya hemos comenzado.

Algunos enlaces de interés

Página oficial de la misión
Fobos-Grunt en la wikipedia

Cuadro de las misiones a Marte hasta la actualidad

Artículo sobre la explicación oficial del fallo de la sonda Fobos-Grunt

Animación de la misión

.

Un comentario en “Fobos-Grunt: Baikonur tenemos un problema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s