Mucho hormigón y hierro para mirar las estrellas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hace tiempo que venía persiguiendo una idea: la construcción de un observatorio astronómico localizado en un lugar  alejado de la contaminación lumínica (CL), o lo más lejos posible de esta. Teniendo en cuenta factores como la facilidad de acceso, la seguridad, la calidad del cielo, etc. desde los inicios de mi andadura en la astronomía amateur, siempre he valorado los diferentes lugares de observación a mi alcance como posibles emplazamientos para un observatorio.

Como en la mayoría de casos en los que se nos presenta un dilema, es difícil que exista la alternativa perfecta, esa que reúne todo lo positivo y nada negativo. La búsqueda de un emplazamiento ideal para un observatorio, es casi una utopía. No obstante la provincia de Granada es, en bastantes sentidos, privilegiada al respecto.

  • Tiene unos altos índices de CL, pero “aún existen” lugares donde el impacto de esta es pequeño.
  • Existen zonas que son verdaderas islas respecto de la calidad del cielo.
  • Aunque hay que alejarse de la ciudad, los desplazamientos no son excesivamente largos tanto en Km como en tiempo.

Con todo eso, y muchas más ideas, hace un año y medio decidí enfrascarme en la construcción un observatorio astronómico en el que poder abordar proyectos que no son posibles de otra forma. El lugar elegido, una antigua carretera hacia la costa granadina conocida como la Carretera de la Cabra, rica en fosiles de mamuts. La zona la conozco bien desde que nos visitó el cometa Halley, un lugar relativamente cercano a la costa, pero con un alto número de noches idóneas para la observación de calidad, un seeing atmosférico y transparencia cercano al que se da en Sierra Nevada, de fácil acceso, e innumerables posibilidades a la hora de elegir un emplazamiento.

En cuanto a las características del observatorio, muchas han sido las discusiones con los compañeros de afición sobre el instrumental, sobre la cúpula, la columna para colocar el instrumental, e infinidad de detalles menores pero también importantes. Hay que destacar, que en esta fase del proyecto, ha sido de vital importacia el asesoramiento de la empresa AstroImagen.com,en las especificaciones, diseño y suministro de equipo Al final la opción elegida ha sido un observatorio de 3,5×3,5 m con techo corredizo (Rool off), con una columna central para instrumental de hormigón de 30 cm diámetro y una altura de 75 cm, para posibilitar colocar en su momento un telescopio mayor diámetro. El instrumental inicial consistirá en un astrógrafo newton f/3,6 de 0,25 m de diámetro, un refractor apocromático de 0,1 m f/7, una cámara CCD con una matriz de 1600×1200 pixeles de 7,4 micras, todo sobre montura ecuatorial alemana computerizada.

El proyecto lo inicié hace más de un año, con un módulo prefabricado de hormigón, pero fue la semana pasada cuando he comenzado la adecuación del terreno propiamente dicha. Esta ha consistido en la construcción de una plataforma de hormigón de  4,5×12,5 m con la columna del telescopio anclada en un dado de hormigón de 1m3 .

Mucho hormigón y hieroo para seguir viajando por las estrellas.
plataforma_0004

2 comentarios en “Mucho hormigón y hierro para mirar las estrellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s